Propósito   Base de fe   Equipo   Historia: Origen   Historia: Qué cosas ha hecho Dios   Reflexiones del fundador   Futuro

switch to English

Alzad vuestros ojos, mirad los campos, ya están listos para la siega (Juan 4:35)

Índice   Quienes Somos   Actividades   Recursos   Apoyo   Tienda   Ayuda Espiritual

Reflexiones del Fundador de Decisión, Juan Blake
(escrito en 2002, año del 25º aniversario de Decisión)

En estas páginas habrás visto que durante estos 25 años hemos tenido el privilegio de colaborar con centenares de personas y en todas las 50 provincias de España, en más de 500 ciudades y pueblos, literalmente miles de reuniones y por medio de docenas de métodos y ministerios diferentes.  Damos a Dios las gracias y la gloria por las miles y miles de personas que han oído el evangelio.  En nuestros registros, son más de un millón.

De los muchos que han recibido la buena semilla varios centenares han respondido manifestando su deseo de dar un paso hacia Cristo orando con nosotros públicamente.  Docenas de los centenares mencionados arriba ya están integradas y sirviendo en las Iglesias, ya sean las nuevas como antiguas.  Hemos sembrado abundantemente y hoy, estamos celebrando una buena cosecha.  Hemos tenido parte en el discipulado, entrenamiento y la multiplicación del número de obreros y vemos los resultados en la Multiplicación de Iglesias.

A lo largo de los años y en esta revista hemos procurado reconocer y destacar lo que Dios ha hecho, lo que está haciendo para darle a Él la gloria.  Que Él sea exaltado y engrandecido.

Siempre hemos querido comunicar lo que entendemos de los principios y fundamentos de cómo, cuándo, por qué y con quién Dios se digna hacer Su obra.  Desde aquí queremos reconocer públicamente y damos gracias a todos los hermanos/as con los que nos hemos esforzado juntos para el avance del Evangelio.

Para remarcar lo que llamamos lo básico... doy testimonio personal y doy fe de que "Dios ha escogido a los débiles (tu y yo), lo vil de este mundo, para confundir a los sabios".  He vivido mis 52 años de ministerio reconociendo que "su poder se perfecciona en mi debilidad".  Cuando he sido capaz de quitar el yo de en medio, he experimentado poder sobrenatural obrando en mi.  Veo cada vez más claro que "no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Cristo y a nosotros como sus siervos y los tuyos".  Por la gracia de Dios, soy quien soy.  Mi capacidad no es mía, proviene de Dios.  En Decisión, entendemos que somos parte del cuerpo de Cristo.  Como tal, nos concierne lo que hacen y dejan sin hacer los verdaderos seguidores de Cristo.  Reconocemos que somos sólo una pequeña parte del Cuerpo de Cristo y que nosotros necesitamos a todos los demás.  Los unos sirviendo a los otros, todos según su don y llamamiento.

 

Vuelvo a decir que sin los voluntarios que han servido abnegadamente, el impacto de Decisión hubiera sido mínimo.  Si sumamos la generosidad de la BGEA a la de otros con el voluntariado generoso de los que han colaborado con nosotros, vemos la evidencia del poder de la unidad.  Esto es, el funcionamiento del cuerpo, orando, creyendo y trabajando.

Por último, quiero destacar y dar gracias públicamente a los hombres de más influencia en lo que es Decisión.

A Juan Gili.  Quiero darle las gracias por los nueve años que estuve trabajando a su lado y que han influenciado toda mi perspectiva sobre la obra en España.

A Antonio Pardo.  Le agradezco siete años recorriendo toda España juntos, orando y llorando por los pueblos.  Él todavía me llama jefe y su padre espiritual, pero, reconozco que mucho de lo que ha sido y és Decisión se debe a la influencia de Antonio.

A José Luis Briones.  ¿Quién no sabe que sin José Luis, mi brazo derecho durante casi veinte años, ya conocido como un hombre de Dios por derecho propio, Decisión sería otra cosa?

A José Pablo Sánchez, mi yerno.  Puede que pocos sepan que hasta que José Pablo llegó a Decisión, no había nada escrito sobre el qué, el cómo y el por qué de la visión y planes de Decisión.  Durante sus cinco años ('85-'90) él captó mi visión y corazón y fue capaz de plasmarlo en papel para que pudiéramos funcionar con claridad y eficacia.

A Ted Blake.  El último pero no por ello el menor.  ¡Qué alegría tener a mi hijo Ted a mi lado con la carga y el corazón, como nadie, para que Decisión siga hasta cumplir con su llamado.  Esto es, ver que haya testimonio y presencia evangélica positiva en todos los pueblos de España.

Con este cordón de tres dobleces, José Pablo, José Luis y Ted, no me cuesta nada retirarme de la dirección de Decisión.  El futuro será más y más de "los unos sirviendo a los otros" y "cuan grandes cosas Dios va ha hacer".  ¡¡¡ A Él sea la gloria!!!

Juan

decision@e-decision.org c/ Mequinenza, 20; 28022 Madrid; España  Tlfo. (+34) 91-742-79-11 Mapa del Sitio